El masaje con piedras calientes induce a la relajación profunda, relaja la musculatura, reduce el stress y la carga emocional, desintoxica el cuerpo  por sudoración, mejora el dolor crónico, energiza las zonas tratadas, favorece el incremento del riego sanguíneo, permitiendo descontracturar hasta las zonas más afectadas. 

 

La terapia con piedras calientes, consigue la armonización del cuerpo, mente y espíritu brindando un equilibrio energético y antiestrés mediante la energía transmitida a través de las manos y la energía de las piedras, sumándose a ello, la aromaterapia y la musicoterapia.  


descanso

© Naturopatía Mar Pontevedra- 2012


terapiasvigo alianza española de reiki tarot telefonico en galicia